Blogia
Escuela laica y más...

De una hora menos a la hora sexta

Por Julián

Disculpen, pero yo protesto. Va a acabar el curso y me doy cuenta que les han robado a mis hijos una hora de docencia cada semana. No es cierto que reciban 25 horas de clase a la semana. Eso es mentira y nos engañan, hay solo 24 que incluyen los recreos (2,5 horas). Los que ejercen su supuesto derecho de recibir doctrina religiosa, gratuita pagada entre todos, creyentes y no creyentes, pueden pensar que reciben las 25 horas que la ley dispone. A los que el sistema educativo discrimina por razones de conciencia con toda seguridad les hurta casi un 5 % de educación. Y no estoy dispuesto a renunciar a él para mis hijos, por que mis hijos lo necesitan y a mi no me van a perdonar ni el 1 % de los impuestos.

La respuesta no está en una clase alternativa sobre valores universales. La solidaridad, el amor, la igualdad, ... Muy bonito pero basta de engañar diciendo que eso forma parte así del currículo escolar. La educación en valores es imprescindible pero impartida transversalmente, como la propia ley plantea. Y además para todo el alumnado del centro, no solo para los “raros” que sus padres les evitan el ir a religión. Por no ser católico no se hace necesario un plus de valores para que los niños sean buenos. Resulta casi insultante. Los valores que se imparten en el sistema educativo son suficientes y son los correctos y, en todo caso, entrarán en contradicción con los valores de determinadas religiones. Ni en el catolicismo ni en el islamismo son iguales en derechos hombres y mujeres. La religión en demasiados ocasiones esta reñida con la ciencia, cada religión tiene su propia versión de la creación a la que no renuncian aún cuando los restos fósiles indican que sus postulados son imposibles. Según la religión católica los dinosaurios existieron antes de que dios creara el mundo. Los anticonceptivos y la planificación familiar que el estado promociona con costosas campañas pagadas por todos, las contrarresta con la asignatura de religión que también es pagada por todos. Las asignaturas de religión y sus valores entran en contradicción con los valores que se imparten transversalmente en el sistema educativo.

Con esto último me atrevo a decir que ni siquiera los que optan por religión reciben las 25 horas de docencia. La asignatura de religión es en mucho casos contraformación.

Estamos en la cola de Europa en cuanto a calidad de enseñanza y nos permitimos el lujo de renunciar a una parte del tiempo docente, es de locos. Supongo que los factores estratégicos, las corrientes pedagógicas, si la educación está planteada para acceder al mercado laboral o se apuesta por las asignaturas más instrumentales. Todo esto condiciona la calidad de la enseñanza, como conjugar esos aspectos cualitativos es discutible. Lo que es incontestable es que ampliar el horario lectivo contribuirá a mejorar los resultados académicos. En el sistema educativo el “como” es importante pero el “cuanto” es básico. La mejor metodología puede fracasas si carece de recursos. Dotemos a nuestra escuela pública de infraestructura, equipamiento, profesores y tiempo para que se produzca el ejercicio de la educación.

En irrenunciable la sexta hora diaria. No solo que las 25 horas lectivas lo sean de verdad. La primera inversión del Estado en educación debería pasar por ampliar tiempo y por lo tanto profesorado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

mitsui -

vaya.. tienes razon! a mi me timaron hasta 3º de BUP diciendome k la religion contaba para nota de selectividad!!! k pasada!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres